28.3 C
Santiago
Lunes, Diciembre 6, 2021
spot_img

¿Estás cansado de todo y sientes que no puedes más?

Sabemos que puedes sentirte cansado y estás al punto en que sientes que no puedes más. Espera. No pares de luchar. Bien vale la pena. Hay esperanza y la conocemos, hay esperanza en Jesús.

Mantente firme

Y si bien decimos que el que espera desespera, tenemos presente que la esperanza no se debe perder jamás. Nos debemos mantenernos firmes y fortalecernos en el Señor. Veamos las pruebas como desafíos para nuestra fe y como ejercicio para fortalecernos.

Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió.

Hebreos 10:23 (RVR 1960)

Se nos ha prometido una vida eterna después de esta y sabemos que si clamamos a Dios nos responde. No desesperes. Enfoca tu mirada hacia Dios y no hacia los problemas. Dios te ama y está presto a ayudarte en cuanto le pidas ayuda.

Así que acerquémonos con toda confianza al trono de la gracia de nuestro Dios. Allí recibiremos su misericordia y encontraremos la gracia que nos ayudará cuando más la necesitemos.

Hebreos 4:16 (NTV)

Ponte en oración cuando no puedas más y desahoga tu alma con Dios

No es cuestión de repetir cansadamente lo mismo a diario. Conversa con Dios como lo harías con un buen amigo. Él te entiende y comprende cuando estás molesto, incómodo, cansado de todo. Te dará Su paz.

Te invitamos a hacer la prueba de hablar con Él en tu mayor desespero. Vas a desahogarte y vas a sentir una paz que te parecerá inexplicable. Es la paz de Dios. No es una paz que nos deja inmóviles, sino una paz que nos da otra actitud ante la situación.

No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús.

Filipenses 4:6-7 (NTV)

Comparte tus sentimientos con otras personas que puedan orar contigo y por ti. El apoyo de otros nos ayuda. Tener a otras personas acompañándonos en los malos momentos nos anima más a salir adelante. Dios contigo.

 

 


Fuente: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

NOTICIAS RELACIONADAS

SIGUE NUESTRAS REDES

2,577FansMe gusta
3,521SeguidoresSeguir
521SuscriptoresSuscribirte

MÁS VISITADAS